icono blanco de circulos concéntricos sobre un fondo violeta reprepresentando la ley de Fitts

Ley de Fitts su aplicación en el diseño web

Cortito y al pie la Ley de Fitts es la velocidad y precisión del movimiento muscular humano para apuntar a un objetivo. Una ley publicada por Paul Fitts en 1954 y que aún hoy en día seguimos usándola en el mundo de las interfaces.

¿Cómo se aplica la Ley de Fitts en el diseño web?

La ley de Fitts se usa para el acto de apuntar, tanto en el mundo real, por ejemplo con una mano o dedo, como en los dispositivos móviles con el touch o en las computadoras con el mouse. En este último caso es la cantidad del tiempo necesario para que una persona mueva el cursor del mouse hacia un objeto como puede ser un botón.

El cálculo es simplemente la distancia hacia el objetivo dividida por el tamaño del objetivo. Lo que quiere decir es que un objeto cuanto más grande y cerca se encuentre será más fácil de seleccionar.

¿Pero eso hace la diferencia realmente? Si no me creés te invito a jugar con la ley de Fitts en el sitio de Simon Waller, probá con distintos valores y sacá tus propias conclusiones.

Los errores más grandes ocurren cuando los elementos son muy pequeños y la velocidad del movimiento es rápida.

Entonces podemos afirmar varias cosas, si el objetivo está lejos, es difícil de seleccionar el caso contrario, si está cerca será fácil de seleccionar salvo que sea muy pequeño que lo haría difícil de seleccionar porque bien sabemos que si el objeto es grande va a ser más fácil su selección.

Por otro lado también podemos agrupar los botones que cumplan funciones relacionadas entre si. Por ejemplo el clásico reproductor de música que siempre tenemos el grupo del controlador todos los elementos cercanos y destacado el botón principal «play / pausa».

Rompiendo las reglas

Muchas veces debemos «jugar» con esta ley. No siempre hay que hacer las cosas simples y podemos usarla para cumplir nuestro objetivo. Por ejemplo en un proyecto en el que me tocó trabajar teníamos que obligar al usuario que abra un link y vea su contenido, por lo que decidimos poner un botón validador dentro del link y abajo de todo el contenido. Con eso forzamos al usuario a mínimamente ver todo el contenido del mismo.

Entonces no todo es blanco o negro, la Ley de Fitts también esta hecha para romperla. Lo bueno es conocerla y darnos cuenta cuando debemos considerarla y de que forma implementarla.

Muchas veces la hemos usado sin saber de su existencia, pero ahora que somos conscientes de ella podemos evaluar y decidir con más fundamento el diseño de la interfaz.

¿Vos realmente la conocías o simplemente la aplicabas sin saberla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *